Buscar este blog

Cargando...

viernes, 13 de agosto de 2010

Aliento Diario:"¡Porque te abates, oh Alma Mia!" (Salmos 42:11 )



Alentar a los demás es muy necesario pero, hay algo mas difícil y un poco complicado y es alentarnos a nosotros mismos en los momentos que no hay nadie que lo haga, en los momentos que nos sentimos desconsolados, tristes, abatidos, solos y que nadie nos comprende es allí donde juega un papel importante la evangelización a nuestra alma por nosotros mismos. Salmos 42:11 “¿Por qué te abates, oh alma mía y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío.” No se si alguna vez le has preguntado a tu alma porque te abates alma mía y porque te turbas dentro de mi como lo hizo David , como lo he hecho yo y como cientos de personas lo han hecho ; quizás en el presente han venido sentimientos de abandono, de confusión y tu interior ha entrado en una crisis la cual ha apresado a tu alma y la misma se siente abatida y turbada por una noticia que te dieron la cual no fue muy agradable , por aquella persona que te engaño, por aquel ser que te clavo una puñalada por la espalda, por metas que no has alcanzado, o por cosas a las cuales no sabes como darle solución. Déjame decirte que la mejor manera de que tu alma se levante de ese estado en el cual ha caído no es a través de responder con la misma moneda, o guardando odio, o hacer cosas que no van conforme a lo que Dios ha dicho , la mejor forma de que tu alma se recupere es recordándole que Dios es su salvación y que es necesario que espere en El. Lo importante no es si caíste en ese estado lo que realmente interesa es que te apresures a salir de el. Muchas personas están desconsoladas y abatidas pero se consuelan con el cheque de la semana, con una relación sexual, con fumar un cigarrillo, con tomar alcohol pero, ese consuelo es pasajero ya que una vez pasa el efecto de lo que hicieron se apodera de ellos un vacio y depresión mas fuerte que antes. Por ello hermano (a) en la fe este es el momento en el cual te invito a que le recuerdes a tu alma que su salvación viene de Dios y que por lo tanto debe esperar en El. Por mas duro que sea tu presente y por mas abatida que pueda estar tu alma en este mismo momento puede recibir un consuelo que no se acaba y ese únicamente lo sabe dar Dios. Aunque tu alma tenga miles de razones por la cual estar abatida, dile que debe esperar en Dios ya que El no desampara a ninguno de los suyos. Si hasta este momento habías estado preso de desalientos, aflicciones, confusiones, desánimos e incertidumbre que tal si oramos juntos: Padre Nuestro que estas en los cielos en este momento me vuelvo a ti , y así como David le decía a su alma , de igual forma lo hago a la mía, Porque te abates alma mía y porque te turbas dentro de mi? Espera en Dios ; porque aun he de alabarle , Salvación mía y Dios mío. Gracias te doy Dios porque me levanto en el Nombre Poderoso de Jesús Amén.


Dios te bendiga,te fortalezca y te levante a traves de esta Palabra!


-Ely-

1 comentario:

  1. Excelente!!! Dios te bendiga grandemente y potencialice la energia de tu espiritu por 10!!!

    ResponderEliminar